El tiempo - Tutiempo.net
sábado 25 de junio de 2022 - Edición Nº1298

Sociedad | 19 jun 2022

WÜÑOY TRIPANTU

El año nuevo mapuche se conmemoró en Río Grande

Con el solsticio de invierno se conmemora el comienzo de un “nuevo ciclo” para el pueblo mapuche y otros pueblos originarios de Latinoamérica. En la Casa Cultural “Rafalea Ishton”, de Río Grande, integrantes de las comunidades mapuche y selk´nam se dieron cita, alrededor de un conversatorio y otras actividades que se desarrollaron este sábado. Reivindicaron el trabajo conjunto y expresaron preocupación por la “falta de políticas públicas” para los pueblos originarios, situación reflejada en la acefalía de la Secretaría. Hubo participación activa de quienes conforman la “cátedra libre pueblos originarios de la UNTDF”.


Facundo Quediman, integrante de la comunidad mapuche y de “Che Mapurbe”, y Miguel Pantoja, shelk´nam, referente de la Casa Cultural “Rafaela Ishton” e integrante de “Agrupación Kotaix”; comentaron la actividad que se desarrolló este sábado en la Casa Cultural, explicando que la convocatoria fue parte de la celebración del “Wüñoy Tripantu, que para la naturaleza mapuche vendría a ser para recibir un nuevo ciclo por el solsticio de invierno”, indicó Quediman.

Mencionó que fue “una buena oportunidad para juntarnos con los hermanos del pueblo selk´nam y de otros pueblos, para recibir este nuevo ciclo, renovar nuestras energías, renovarnos espiritualmente; porque se renueva la tierra, el mar, las plantas, los animales; algo que viene a ser como un año nuevo. En ese marco tuvimos la oportunidad de participar con Miguel Pantoja y otros hermanos y hermanas de la Agrupación Kotaix, acá en la Casa Cultural Rafaela Ishton, para tener una charla con distintos puntos de vista sobre nuestros comienzos, nuestras familias, nuestros pueblos y cerramos con unos choripanes y con fuego, para poder celebrar y recibir este año porque no solamente el pueblo mapuche sino también otros pueblos originarios de Latinoamérica lo reciben desde el 19 al 24 de junio”, dijo el referente de Che Mapurbe”.

Reivindicando esta conmemoración, comentó que por estas latitudes “festejamos el año nuevo del calendario gregoriano, que es de afuera, de otra parte; al igual que otras festividades. Por eso entendemos si no mencionamos el significado del Wüñoy Tripantu se pierde y acá en Río Grande hay una gran inmigración mapuche, pero así como a mis abuelos se les ha negado el idioma y la cultura; nosotros queremos levantarla porque sabemos que es muy importante y que tiene valores muy profundos, que no encontramos ni en las religiones, ni en otras agrupaciones. Esto es algo milenario, ancestral y muy importante; por eso destacamos el hecho de juntarnos con hermanas y hermanos de otros pueblos, esa es la unión que logramos y queremos mantener porque el mensaje es que estamos vivos”, destacó Facundo Quediman.

Por su parte Miguel Pantoja, anfitrión e integrante de la “Agrupación Kotaix” del pueblo selk´nam, se refirió a la importancia de “poder juntarse para reflexionar y compartir, porque tal como lo dijo Facundo estamos vivos y estamos en plena lucha y resistiendo. Esto forma parte de ese proceso identitario, que también queremos que se extienda a otra gente que por ahí no se reconoce como parte de un pueblo originario y sí lo son. Entonces estos eventos son importantes para reflexionar también en esta cuestión del año nuevo gregoriano, en la que todos siempre nos prendemos; cuando esto debería ser algo similar y de hecho es algo mucho más espiritual; por eso este encuentro pasa también por ahí”, aseguró Pantoja.

Por eso dijo que surgió la iniciativa de impulsar la actividad “con Alejandra Cayún, con Facundo Quediman y con otra gente de otros pueblos”. Además señaló que fue una jornada “muy importante, porque es uno de los primeros eventos que desarrolla la Agrupación Kotaix, con la cual encaramos una forma de organizarnos nuevamente como comunidad indígena para poder reencauzar la lucha, ganar los espacios y seguir luchando siempre con el empuje de los antigüos”, indicó el referente selk´nam.

Pantoja aseguró que “todavía hay mucho por hacer”, mientras advirtió que “todavía se nos sigue pensando a los pueblos originarios de la Isla Grande como extintos, entonces todo el trabajo que se pueda hacer respecto a eso está vigente y es mucho esfuerzo de nuestra parte”, remarcó. Pero, además reivindicó que quienes motorizaron la actividad pertenecen “a la cátedra libre de pueblos originarios de la UNTDF, que es un espacio muy importante que nosotros ganamos”, aseguró.

Dijo que así pueden ser parte “de un proceso de construcción de conocimiento colectivo, de intercambio de conocimiento; porque nosotros también producimos conocimiento y va más allá de los saberes ancestrales. También somos contemporáneos y hoy por hoy estamos plantando esa bandera y discutiendo ciertos conceptos y cierta mirada, como cierto discurso que se repite en el sistema educativo que tiene importantes falencias”, alerto.

Para finalizar señaló que “lo que hacemos es para que sepan que estamos vivos, que somos pueblos existentes y que también –más allá de celebrar este momento- estamos proyectando hacia el futuro un montón de cuestiones que tienen que ver con recuperar Derechos Humanos”. Por último reivindicó la función de la Casa Cultural Rafaela Ishton, mencionando que “alguna gente piensa que es un lugar abandonado”, cuando no es así. Pantoja, igualmente, dijo que es un espacio que resulta “testigo de la falta de políticas públicas. Nosotros hemos reclamado continuamente, desde su existencia. Como casa de extensión cultural de mi comunidad, hemos hecho todo lo posible para mantenerla ad honorem, porque esto es a puro corazón y pulmón, ya que no se nos paga para hacer lo que estamos haciendo”.

“Estamos atravesando ciertos problemas, que tienen que ver con esa falta de políticas públicas. Hoy por hoy, eso el Gobierno provincial lo expresa sin ir más lejos con el abandono que tiene la Secretaria de Pueblos Originarios, luego de la renuncia de la secretaria Vanina Ojeda, quien no ha sido reemplazada. Eso para mí expresa mucho, lamento esa falta de atención para un lugar tan importante; porque necesitamos motorizar ciertos proyectos que tienen que ver con el territorio y también con la cultura. Entonces esto que hacemos hoy viene a renovar un poco nuestras energías, para proyectar e intentar que esta Casa Cultural funcione de una forma más permanente”, concluyó Miguel Pantoja.                

 ​  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias