El tiempo - Tutiempo.net
sábado 25 de junio de 2022 - Edición Nº1298

Sociedad | 10 jun 2022

HERNÁN SCANDIZZO (OBSERVATORIO PETROLERO SUR)

La importancia de una transición energética justa, popular y sostenible

Hernán Scandizzo, periodista, investigador y responsable de Observatorio Petrolero Sur, echó una mirada crítica sobre la generación de hidrógeno verde y métodos extractivistas como el fracking o las plataformas off shore. Advirtió que “vivimos en un planeta que es el único que conocemos como habitable, no hay otro de repuesto”. Convocó a tomar “posición como sociedad, porque la clase dirigente está claramente a años luz de tomar estos temas con seriedad”. También relativizó los anuncios que se hacen de grandes inversiones y la generación de miles de puestos de trabajo, asegurando que son argumentos para tratar de “consolidar ese rol de la Argentina, de generadora y exportadora de commodities” para terceros países.


“Desde el observatorio y junto con otras organizaciones, con las cuales venimos trabajando el tema energético pero con preocupación en hacer una transición energética justa, popular y sostenible; pensamos que el hidrógeno verde puede o debe ocupar un lugar en esta transición. Pero ahora el punto es cómo lo están presentando al hidrógeno verde, porque todos estos proyectos que se están presentando como en Tierra del Fuego, en Río Negro, en Jujuy; son proyectos que están presentados para la exportación, no para una aplicación en usos domésticos en la Argentina y para la descarbonización de la matriz energética argentina”, advirtió Hernán Scandizzo, investigador, periodista y coordinador de Observatorio Petrolero Sur, en declaraciones al programa radial “Desde las Bases”.

Dijo que entonces sería “como consolidar ese rol de la Argentina, de generadora y exportadora de commodities”. Por otro lado, Scandizzo indicó que “está bueno que se desarrolle la tecnología, la investigación del hidrógeno verde y que se vea la aplicación en una transición; pensando en las necesidades de la población. Ahora, cuando pensamos en megaobras que van a ocupar superficies, que las van a inhabilitar. Porque se dice que pueden convivir los parques eólicos con otras actividades, pero por lo menos lo que vemos acá en Neuquén es que dónde se montaron parque eólicos –por ejemplo en Bajada Colorada- a la familia Cárdenas Rañileo que vive ahí desde hace más de 100 años, le sacaron el campo de invernada”, indicó, en referencia a lo sucedido con los hermanos Walter y Nelson Cárdenas, quienes regresaban de comprar de la localidad neuquina de Picún Leufú, cuando, al llegar a la entrada de su propiedad, vieron una gran máquina que impedía el paso.

“Rompieron el alambre y empezaron a trabajar. Así nos enteramos de que iban a hacer un parque eólico en nuestra tierra. El gobierno les había entregado los terrenos, declarando que en ese lugar no vivía nadie, que nunca había existido nadie”, contó en su momento Walter Cárdenas a la Revista Cítrica.

Continuando con sus declaraciones, Hernán Scandizzo reiteró que “entonces, eso de la convivencia de actividades ya es algo para evaluar. Y en la transición también tenemos que ver para qué vamos a generar energía, si es para repensar la sociedad y el modelo en el que estamos viviendo o para intentar mantener los consumos del capitalismo”, remarcó. Por otro lado señaló que “también los parques eólicos, los parques fotovoltaicos, se construyen y se montan estimulando la minería por ejemplo, porque los materiales de algún lado salen. Entonces lo de lo verde, hasta ahora, es solamente que no hay emisión de carbono; pero hay que ver el contexto en el cual se desarrolla”, insistió.

También se refirió al consumo de agua para desarrollar este tipo de producción y mencionó que es algo que “se nota acá en el norte de la Patagonia, donde estamos con un  estrés hídrico sostenido. En los últimos años la emergencia hídrica se mantiene en la zona, los ríos están viniendo con un 30% del caudal que tendrían que tener en esta época del año, entonces ya con el fracking tenemos una demanda importante de agua para generar energía y ahora se está hablando de, también, generar utilizando agua dulce para generar hidrógeno verde”, alertó.

Incluso en el caso del proyecto que se instalaría en Sierra Grande, donde se señala que se utilizaría agua de mar, el especialista mencionó que “también es un tema para tratar con profundidad”, por el consumo de energía que se utiliza para desalinizar el agua y por la problemática que se plantea luego con la sal producida y dónde desecharla.

Respecto de los puestos de trabajo que se asegura generarían estas inversiones, diferenció los que pueden estar relacionados con la obra civil y los que realmente quedan luego cuando ya el proyecto está funcionando. En ese sentido puso como ejemplo lo sucedido con Vaca Muerta “un proyecto que iba a salvar al país”, ironizó, comentando que llegaron muchas personas desde diferentes puntos del país e incluso desde países limítrofes, pero lejos estuvo el emprendimiento de dar respuesta laboral a todos los que inmigraron.

Scandizzo defendió la actividad de las asociaciones ambientalistas y recordó que “vivimos en un planeta que es el único que conocemos como habitable, no hay otro de repuesto. Entonces si nos preocupamos por la salud del planeta, es porque nos preocupamos por la calidad de vida de los que lo estamos habitando. Entonces no es una cuestión superficial, pero hay como una campaña sostenida de sectores políticos, gobiernos y funcionarios de presentar al ambientalismo como quienes se oponen a todo. Así como las demandas feministas eran, hace algunos años, presentadas como algo secundario o demandas pequeñoburguesas y se burlaban, hoy están haciendo lo mismo con las demandas ambientales cuando se está hablando de la posibilidad de la reproducción  de la vida humana en el planeta”, expresó.

Finalmente manifestó también preocupación, por métodos extractivistas como el del fracking y la actividad petrolera off shore. Reivindicó las “movilizaciones diversas y multisectoriales”, que se dieron en algunas provincias en defensa del medio ambiente y llamó a enfrentar “el ecocidio” y tomar “posición como sociedad, porque la clase dirigente está claramente a años luz de tomar estos temas con seriedad”.

 

  

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias