El tiempo - Tutiempo.net
domingo 04 de diciembre de 2022 - Edición Nº1460

Provinciales | 17 nov 2022

CARRIER

Delegado metalúrgico fue restituido en su puesto después de 18 meses de penurias

Leo Vargas, delegado de las trabajadoras y los trabajadores de la empresa Carrier, tuvo que atravesar un largo proceso judicial y estuvo 18 meses sin poder ingresar a la planta para ocupar su puesto de trabajo, por una denuncia de la cual finalmente fue absuelto. Lo acusaban de ejercer violencia contra trabajadores de base, sin embargo en dos instancias el Poder Judicial lo absolvió y, mientras estaba separado, sus compañeros y compañeras lo ratificaron como delegado. Al ser consultado sobre lo sucedido, señaló que “aprovecharon el momento, cuando hay delegados que defienden realmente a los compañeros si ven la posibilidad de cortarle la cabeza lo intentan hacer, jugaron al desgaste, a que levante el tubo y arregle para irme; pero cuando hay un cuerpo de delegados que realmente defiende a la gente se demuestra que se puede ganar”, expresó.


Leo Vargas y Fernando de Santis, delegados por la UOM de las trabajadoras y los trabajadores de Carrier; durante la emisión del programa radial “Desde las Bases” se refirieron al proceso judicial y la separación de su puesto de trabajo durante 18 meses, que sufrió el primero de ellos. El hecho tomó estado público en junio del año pasado y fue a raíz de una denuncia que finalmente no se pudo comprobar y de la cual fue absuelto el hoy restituido delegado metalúrgico, quien nuevamente se reinsertó en sus labores.

Vargas comenzó señalando que la situación se originó por “un conflicto que no sucedió, pero en la fábrica el ser delegado a veces lleva a que te pasen factura. En ese momento, con un compañero de base al que prefiero no nombrar pero lamentablemente se prestó para esto, la fábrica lo que hizo fue separarme de mi puesto de trabajo hasta que el proceso judicial culminara”, indicó.

Señaló el restituido delegado que “todo comenzó con eso, fuimos a juicio porque se dijeron cosas que no eran ciertas y en el juicio quedó bien plasmado eso. Esas cosas se fueron cayendo y el primer juicio salió a mi favor, pero la empresa –como siempre-no quería aflojar para nada y apelaron. Entonces fuimos al otro Tribunal, donde la causa también se resolvió a mi favor porque cuando se habla con la verdad no hay mucha vuelta que darle”, dijo Leo Vargas.

Luego confirmó que “el día 3 de noviembre finalmente salió el dictamen y la empresa me tuvo que reincorporar nuevamente, pero en ese proceso la verdad es que tuve que pasar las elecciones para delegados afuera de la fábrica, tuve que hacer la campaña desde ahí. Afortunadamente tuve un cuerpo de delgados que me apoyó, la verdad es que son compañeros de fierro; costó pero estamos nuevamente en el ruedo”, destacó.

También se refirió al costo personal que tuvo la denuncia, donde se lo acusaba de ejercer violencia contra trabajadores de la planta, además haber estado separado durante 18 meses de su puesto de empleo. En ese sentido dijo el delegado que tuvo problemas “desde lo familiar”, aunque prefirió no exponer los detalles, y también dijo que lo “ensuciaron, con la fábrica actuando como juez y verdugo. El delegado era el malvado, llamaron a todos a testificar y por último a mí a ver que decía, pero ya estaba condenado por ellos”.

“Afortunadamente tuve el apoyo del gremio, del secretario General (Oscar Martínez), son cosas que pasan pero como dicen: lo que no te mata, te hace más fuerte y es así”, aseguró. Por su parte, Fernando de Santis el otro delegado, confirmó que “la empresa buscó ensuciarlo por todos lados, pero los compañeros de base el 13 de diciembre de 2021 le dieron el voto de confianza, incluso sin que el compañero esté presente en la planta. Nosotros siempre confiamos en él y finalmente este martes tuvimos el agrado de tenerlo de nuevo en la planta, dentro del cuerpo de delegados, después de 18 meses que estuvo ausente por esas cuestiones judiciales que finalmente fueron esclarecidas”, remarcó.

De Santis también aclaró que la empresa, a pesar del fallo que favorecía al delegado, nunca lo notificó que debía  presentarse nuevamente en la planta. Esto lo supieron gracias al requerimiento que hicieron los otros delegados, quienes así se enteraron y le informaron a Vargas que debía presentarse.

Por último, al ser consultado sobre las razones que pueden haber influido para que lo hicieran pasar por esta situación, Leo Vargas señaló que “aprovecharon el momento, cuando hay delegados que defienden realmente a los compañeros si ven la posibilidad de cortarle la cabeza lo intentan hacer, jugaron al desgaste, a que levante el tubo y arregle para irme; pero cuando hay un cuerpo de delegados que realmente defiende a la gente se demuestra que se puede ganar. Estamos de vuelta en el ruedo y, cuando la patronal intente pasar una línea que no debe pasar; ahí estaremos firmes nuevamente”, remató el delegado de la UOM.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias