jueves 28 de enero de 2021 - Edición Nº1376
DESDE LAS BASES » Sociedad » 10 ene 2021

LOS ANTIGUOS

Productores de cerezas se refirieron a la baja de retenciones

Productores de la localidad santacruceña de Los Antiguos aseguraron que la decisión del gobierno nacional “era una medida esperada, ante los efectos de la pandemia”. Desde la Cooperativa Agro-Frutícola el Oasis Limitada de la zona de Los Antiguos, Víctor Mouzet destacó que la baja de derechos de exportación es “una apuesta a la producción”. Asegurando además que “era una medida esperada, ante los efectos de la pandemia”.


Las declaraciones de Mouzet, a medios santacruceños, tienen que ver con la decisión del Gobierno de Alberto Fernández de reducir -en muchos rubros directamente fueron eliminados- los derechos de exportación, como aliciente a las economías regionales.

Mouzet confirmó que la producción de cerezas también fue alcanzada por la iniciativa incentivada por el Gobierno nacional, de esta manera la fruta fresca cuenta con mejores condiciones para competir en el mercado interno e internacional.

Dijo que la nueva normalidad “incrementó notoriamente los costos de producción”, a tal punto que se dedicó a analizar si era viable la cosecha actual. “Afortunadamente, se fue acomodando todo y apostamos al trabajo”, explicó.

A modo de ejemplo, dio cuenta que de una fruta que el kilo aéreo se pagaba un precio no mayor a USD 1,20 en 2019, hoy -con la pandemia vigente- tiene un costo de alrededor de USD 0,90 centavos. “Estos costos son superiores a las retenciones, nos impactan de otra forma, pero la decisión del Gobierno permite que el negocio sea más factible”, remarcó.

En esa misma sintonía, contó que el de cosechero es un oficio que requiere de gran destreza. “En nuestra Cooperativa contratamos seis personas que trabajan en todo el país por su experiencia, lo que nos permite bajar aproximadamente dos mil kilos diarios”, relató. A contraposición, la mano de obra sin ese vasto conocimiento “rompe el árbol y la cosecha se demora”.

El Decreto N° 1.060/2020, al igual que para la carne, eliminó el 5% de los derechos a las exportaciones a las cerezas y los fijó en cero. “Si bien la retención no era mucha, la quita impacta de lleno en el precio final del producto y marca diferencia”, evaluó.

La producción de la fruta fresca santacruceña, de fama mundial, es destinada a comercializarse en los mercados externos en un 60%, mientras que el 40% restante es destinado a los circuitos nacionales.

Mientras que los pedidos que recibe la Cooperativa del exterior superan ampliamente los del mercado interno, “jamás dejamos de atender las necesidades locales porque son importantes en la cadena de comercialización”. “A pesar de lo difícil que fue el 2020 quedamos muy bien posicionados en el Mercado Central (Buenos Aires) y la costa bonaerense, entre otras regiones”, dijo Mouzet.

Buscando superar las dificultades y contratiempos propios de la actividad y las consecuencias de la pandemia mundial, sostuvo que la producción surgida desde Los Antiguos fue en baja. “Estamos calculando unas 10 mil cajas menos que el 2019”, periodo en que colocaron en el mercado unas 45 mil unidades aproximadamente.

Más adelante, el productor no perdió de vista que en el Ministerio de Salud de la Nación admiten que la posibilidad de cerrar las fronteras “es una opción” que “aún no está definida”. “Si llegase a ocurrir ese cierre, será otro impacto causado por el coronavirus”, señaló Mouzet e indicó que las exportaciones deberán realizarse por barco.

“Requiere otro tipo de tratamiento, estamos listos para hacerlo, para cumplir con la demanda que proviene de destinos como España, Medio Oriente y China”, resaltó. Hacia el final de su testimonio, el productor santacruceño celebró nuevamente la baja de las retenciones y señaló que a pesar de las adversidades actuales, es una “apuesta al trabajo”.

Fuente: La Opinión Austral

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS