lunes 17 de junio de 2019 - Edición Nº785
DESDE LAS BASES » Política » 10 jun 2019

RÍO GRANDE

Gran repercusión tuvo la primera jornada de periodismo y discapacidad

La periodista Verónica González Bonet, especialista en temas referidos a discapacidad y trabajadora de la Televisión Pública Nacional, estuvo en la ciudad de Río Grande participando del Primer Taller sobre Periodismo y Discapacidad, organizado por el Foro del Periodistas, en colaboración con la UNTDF y con la radio de la universidad. En diálogo con la prensa habló sobre el rol del periodismo en este y otros temas. También se pronunció sobre el abordaje que se da al hablar de la situación de determinados colectivos.


En diálogo con este medio se refirió a distintas cuestiones relacionadas con esa temática, como así también con el papel del periodismo en este y otros temas. Comenzó señalando la profesional, antes de dictar el taller que tuvo una importante concurrencia, que “Todavía la discapacidad se visibiliza de una manera muy amarilla, lo que muestran las notas periodísticas son enormes prejuicios. Porque las personas con discapacidad parecemos ser menos que personas o menos personas que otras”, advirtió González Bonet.

Mencionó las dificultades que existen “para capacitar a los y las periodistas en estos temas,  muchas veces creo que el gran problema es que los profesionales de la comunicación no creen que necesiten capacitación sobre esto. Si hablamos de economía, de política internacional, de judiciales; ahí es como que está más instalada la necesidad de capacitarse, de aprender, de ver cómo abordar esos temas. Pero en discapacidad no, muchas veces se cree que con la buena voluntad alcanza y claramente no alcanza”, remarcó.

La periodista expresó que “las personas con discapacidad fuimos históricamente invisibilizadas. Entonces, si nosotros hacemos una cobertura que transmita prejuicios, la verdad es que es un retroceso enorme en el ejercicio de derechos para este colectivo”, aseveró. Luego, al ser consultada sobre el tratamiento de la información relacionada con determinados colectivos y si está atravesada por prejuicios, dijo que “evidentemente son cuestiones que están relacionadas, de hecho hay interrelacionalidad entre discapacidad y género, entre discapacidad y migrantes, entre discapacidad y pueblos originarios. Hay un montón de temas de vulneración de derechos en los que confluyen estas cuestiones, como también entre discapacidad y distintas orientaciones es sexuales, por ejemplo”, puntualizó la disertante del taller.

González Bonet remarcó después que “en todo eso hay confluencia, a mí me parece que en géneros se avanzó mucho aunque todavía no lo suficiente, pero se avanzó mucho. En discapacidad estamos todavía un poco más lejos, quizá sea por la escasa unión que hay en el movimiento de personas con discapacidad”, estimó.

Lo hizo al manifestar que “todavía, entre las mismas personas con discapacidad, hay intereses contrapuestos. Con esto quiero decir que hay organizaciones -yo soy parte de la red por los derechos de las personas con discapacidad (REDI)- que peleamos por el ejercicio de derechos y hay otras organizaciones que todavía se acomodan a un rol de receptoras de caridad para las personas con discapacidad y para quienes la discapacidad todavía es un negocio”. Mencionó también que “hay organizaciones que prestan servicios a personas con discapacidad y claramente son objetivos distintos, a los que nos planteamos las organizaciones que peleamos por el ejercicio de los derechos”.

Más adelante, respecto de la TV Pública nacional dónde se desempeña, comentó que “en general hay que decir que está en una situación muy precaria. La verdad es que se la está vaciando, es muy triste ver lo que ocurre.  A nosotros como trabajadores nos redujeron el sueldo muchísimo y no hay una valoración de nuestro trabajo, lo cual es muy triste. Porque los medios públicos tienen que mostrar -según mi criterio y el de muchos y muchas- lo que otros medios no muestran”, destacó.

La periodista señaló que “a los medios privados probablemente lo que yo hago en discapacidad no les interesa, de hecho sé que no les interesa porque antes de llegar al canal pase por otros medios y no les interesaba. Ellos hacen otras cosas, pero el Estado tiene otra obligación y tiene la obligación de tratar más temas sociales, de mostrar conflictos de los y las trabajadoras. Esa es la diferencia que se marca cuando hablamos de un medio público”, insistió.

Aunque reconoció que “ésta gestión no lo entiende así y no nos necesita como medios de propaganda, porque ya tiene a los medios privados. Respecto del Estado y las personas con discapacidad, el Estado está tomando conductas criminales con las personas con discapacidad porque recorta presupuestos”, alertó Verónica González Bonet.

Repasando en ese sentido que “las personas con discapacidad no acceden a la salud, no acceden a las pensiones o se recortan y la vicepresidenta mientras tanto dice que no se dio de baja a ninguna pensión, pero es mentira. Hicieron una cumbre de una red global de discapacidad, para la cual gastaron 65.000.000 $ y, por ejemplo, la gente para ingresar tenía que hacer cinco cuadras de cola con frío y al aire libre, en un predio como el de Tecnópolis que es muy abierto”, relató.

Dijo que en ese evento “había dispensers de agua, pero no los suficientes y estaban desperdigados, para la gente era difícil encontrarlos. Para comprar comida se hacían colas de 50 personas y después tenías que esperar que te traigan la comida. No se priorizaba a las personas con discapacidad en ninguna instancia, no había información accesible como por ejemplo programas en sistema Braille o en caracteres ampliados”.

“Los oradores tenían tres minutos para hablar, no podía haber preguntas, con lo cual la verdad es que no se entiende que se esperaba lograr. Cuando uno piensa en una cumbre, piensa en que los gobiernos asuman compromisos en torno a la temática y no sé qué compromisos se espera lograr con esto”, se preguntó la periodista.

Contó que “la señora Bolsonaro estuvo hablando el primer día -en una cumbre de Derechos Humanos y hay que decir que los derechos de y para las personas con discapacidad son Derechos Humanos por si hacía falta decirlo- y ella hablaba en lengua de señas, pero mientras ella hablaba salía en pantalla gigante y las personas ciegas -por ejemplo- no sabíamos lo que decía. Nadie se dio cuenta ni nuestra vicepresidenta, ni la señora de Bolsonaro, ni la señora (Juliana) Aguada -que decía que también le interesaba la temática- y todo eso es destrato hacia las personas con discapacidad, aunque seguramente la vicepresidenta habrá escuchado los abucheos”, expresó.

Finalmente destacó que “en las provincias, sobretodo, hay ganas de capacitación. En la Ciudad de Buenos Aires es otra cosa, porque tal vez una parte de los y las periodistas allí creen que saben todo, y la vorágine misma del periodismo -que está muy precarizado y uno tiene que hacer 1000 cosas para subsistir y poder llegar a fin de mes- lo impiden. Pero en las provincias hay ganas de aprender y eso me da mucha alegría, mucha esperanza. La verdad que para mí es buenísimo estar hoy acá, la convocatoria que hicieron desde la Universidad me parece muy buena, así que la verdad es que todo esto me pone muy contenta”, concluyó González Bonet.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS