miércoles 22 de mayo de 2019 - Edición Nº759
DESDE LAS BASES » Política » 13 may 2019

EMPLEADOS DE COMERCIO

Daniel Rivarola: “No hay indicios de una reactivación”

Daniel Rivarola, secretario Adjunto del Centro de Empleados de Comercio de Río Grande, se refirió a la situación del sector y volvió a mencionar los inconvenientes que tiene el sector. Reiteró que solo una reactivación en el sector industrial y la mejora de los salarios en general podrían sacar al sector mercantil de la situación en la cual se encuentra. También hizo un repaso del breve tiempo que estuvo en la función pública y recordó los motivos por los cuales se fue.


El secretario Adjunto del Centro de Empleados de Comercio, Daniel Rivarola, durante una entrevista realizada en Radio Provincia fue consultado respecto de su paso por la gestión de Rosana Bertone, la cual finalizó con su renuncia al cumplirse el primer mes al frente de la Cartera laboral. Indicó el dirigente mercantil que “En 31 días vimos cómo se avanzaba sobre el sector del trabajo, sobre todo porque se quería acomodar la situación perjudicando a los trabajadores”.

En el mismo sentido expresó que “a medida que se iban sumando sectores perjudicados, obviamente iba creciendo mi oposición. Entonces plantee un par de situaciones, platee situaciones adversas para los planes PEL, y la verdad es que se hubieran ahorrado el nombramiento si me hubieran informado que ese era el plan del Gobierno, porque directamente no hubiera asumido”; dijo refiriéndose a las distintas situaciones que se presentaron, entre ellas la negativa frente a su propuesta de regularizar la situación de los trabajadores que se desempeñaban en el marco de los planes de entrenamiento laboral.

Rivarola dijo que su decisión de renunciar estuvo relacionada con la necesidad de “recordar de dónde uno proviene y la vida política es efímera, es transitoria, y después uno tiene que volver al lugar de dónde salió”, remarcó el secretario Adjunto del CEC.

Después remarcó la necesidad de respetar los convenios colectivos de trabajo, advirtiendo que “los convenios colectivos son leyes nacionales, están homologados, son órdenes nacionales, y deben respetarse así sea dentro de las instituciones públicas. Justamente hay una diversidad de tareas que pueden estar encuadradas en el sector privado y el público, pero lo que prevalece es el convenio colectivo de la actividad y en este caso se debe abonar conforme a las escalas nacionales, a los aumentos nacionales, y las condiciones de trabajo que el convenio colectivo marca", señaló Rivarola.

Refiriéndose a sectores como el de la energía, salud, televisión y otros; reiteró que hay muchos trabajadores que desempeñan tareas similares en e los sectores público y privado, pero aclaró que “aún si la entidad pública absorbió esa actividad, no quiere decir que no deba respetarse el convenio”.

Respecto del sector mercantil repasó que “también es nacional y tenemos una ventaja, porque desde el año 2007 en Río Grande hacemos paritarias locales. En muchas oportunidades mejoramos el convenio nacional, nunca lo bajamos. Pero advertimos que se vienen tiempos difíciles para el sector, en virtud que ya se están discutiendo paritarias para este año en medio de una crisis. Pero hay que seguir sosteniendo ese debate porque el sueldo no alcanza para cubrir el aumento del costo de vida”, afirmó.

Recordó que en los últimos días sufrieron “cinco despidos en La Anónima” y sobre la medida dijo que los sorprendió, porque fue intempestiva, pero recordó que “desde el conflicto del año pasado, cuando estuvimos cinco días de paro por el premio de fin de año, nos informaron que tenían mucha gente de más y se vendría este coletazo. Empezaron con estos compañeros de distintas sucursales y nos atan de pies y manos, porque por un lado tenemos temor de que esto se siga profundizando y por el otro pagan las indemnizaciones al 100% como marca la ley y nos condiciona para el conflicto, porque al pagar todo no podemos proceder a nada”, afirmó.

También se refirió al reciente cierre de las sucursales de la carnicería JR, recordando que la firma llegó a tener cinco sucursales en la ciudad “llegó a ser una de las más distribuidas en distintos puntos de la ciudad y de a poco fue achicándose, ahora quedaron con tres locales hasta comunicaron que cerraban las puertas y mandaron los telegramas”, mencionó. Aunque advirtió que la situación obedece “no solamente a la crisis económica que nos rodea, a la falta de ventas, a la falta de empleo y que no se reactiva la producción para que se genere salario; sino que además creemos que hubo alguna falla en lo comercial. Lo decimos en virtud que intentamos a principios de año un convenio de acuerdo para sostener el empleo, del estilo de los preventivos de crisis pero de mutuo acuerdo, pero cuando nos sentamos con los trabajadores ellos mismos dijeron que la empresa no entendía el mercado que pedían ciertos cortes de carne y no se los traían, que traían otros que no se vendían y que faltaba cierta mercadería; entonces ahí también encontramos fallas comerciales que el trabajador le manifiesta a los patrones pero ellos, como se creen que saben todo aunque no atienden en el mostrador, no llevaron adelante la actividad comercial como se debía y terminaron cerrando”.

Rivarola anticipó que “los problemas van a continuar” para el sector, porque “no hay indicios de que haya una reactivación. Yo escuchaba al ministro “de la Producción Ramiro) Caballero, cuando se refería ese tema (de una posible reactivación) y mientras el planteaba esa información, yo estaba con la gente de Compass en BGH y empezaban suspensiones nuevas, entonces teníamos que firmar algún tipo de convenio”, relató.

El secretario Adjunto del CEC finalizó señalando que el comercio está “en jaque, porque mientras no haya sueldos buenos, que el compañero que trabaja en la industria tenga el salario completo, mientras se sostenga esta inseguridad en la industria, eso se traslada al comercio”, concluyó.   

  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS